Llueve sobre mojado: el 2020 será el tercer año de caída del salario

Hasta marzo, los salarios venían mostrando un interesante repunte, tras cuatro años en los que cayeron 15,1% en términos reales. Desde entonces, apilaron tres meses de caídas consecutivas. En el segundo trimestre, cuando la pandemia golpeó de lleno, acumularon una contracción de 4,4% real. En lo que va del año, todavía le van ganando a la inflación y anotaron una suba de 0,5% pero ese número se achica cada vez más.

El Indec publicó el Índice de Salarios de junio. La contracción respecto a mayo fue de 1,6% en términos reales. Desde Ecolatina consideran que la caída que se viene observando en los salarios desde 2016, y que solamente se vio interrumpida en 2017, tendrá continuidad durante el 2020. Proyectan una baja de 3,6% en promedio para la totalidad del año, respecto a los niveles del 2019.

Sin embargo, de acá a fin de año, tal como afirmó su economista jefe, Matías Rajnerman, la relajación en la cuarentena vendrá con una reapertura de paritarias que permitirá un leve repunte. Así, la caída interanual, que fue de 4,5% real en junio, desacelerará hasta convertirse en una de 3,1% en diciembre.

Desde la consultora LCG, en cambio, afirmaron que el panorama no es alentador para los salarios, pese al repunte de la actividad económica que arrancó en mayo y que se prevé que continúe hasta fin de año, más allá de alguna interrupción: “Para los próximos meses esperamos que con la flexibilización de las medidas de aislamiento que permitió en gran parte de Argentina una reapertura gradual de muchos comercios, se reactive la actividad. Sin embargo, el alto desempleo no permite que los salarios recuperen terreno. La inflación comienza a mostrar signos de aceleración. Esperamos que los salarios se vean afectados por el componente inflacionario“.

Hay cierto consenso entre analistas: la caída de los salarios, junto con la del empleo, impedirán que el consumo se recupere a la misma velocidad que la oferta. Se viene observando desde mayo, cuando el Gobierno comenzó a habilitar la apertura de distintos rubros.

En junio marcaron un retroceso importante, pero los salarios ya habían registrado caídas en términos reales durante abril y mayo. En abril anotaron una importante baja de 1,3% (nominal de 0,2% contra una inflación de 1,5%) y en mayo otra de 1,6% (nominal de 0,1% negativo versus IPC de 1,5%). Con todo, en el segundo trimestre, los sueldos acumularon una caída de 4,4%.

En el primer trimestre la dirección había sido la contraria: anotaron una mejora de 5,2% en términos reales. Todo parecía indicar que el 2020 podía generar una recuperación parcial tras la contracción de 15,1% en términos reales que experimentó el salario entre 2016 y 2019, según las estimaciones del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET). Y entonces apareció la pandemia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: