Beneficios del ejercicio físico para el metabolismo

Cada vez se conocen más cuáles son los beneficios del ejercicio físico para el metabolismo de una persona tales como poder mantener el peso corporal, prevenir enfermedades cardiovasculares o diabetes y proteger el sistema inmunológico, entre muchos otros.

Sin embargo, ¿qué es lo que le sucede al cuerpo cuando está en constante movimiento? ¿Por qué es necesario ejercitarse y cuáles beneficios le brinda a las personas sanas o sin riesgo de enfermedades? Veamos algunas respuestas a esas y otras interrogantes.

Todos los seres vivos tienen reacciones bioquímicas, lo que genera cambios metabólicos. Esto permite el intercambio de materia y energía con el exterior. Por ejemplo, la actividad física provoca variaciones en el metabolismo, ayudando al sistema cardiovascular y previniendo enfermedades como la diabetes.

Especialistas aseguran que se genera un control de las variaciones que surgen durante la práctica de deportes. Estos ayudan a equilibrar los estados metabólicos inadecuados. Es decir, son los responsables de evitar la obesidad o diabetes.

De esta forma, la actividad física provee beneficios de forma multifactorial con efectos en el sistema inmune, hemostático, autonómico, metabólico y hormonal entre otros. Así, hacer sólo 10 minutos de ejercicio al día, es suficiente para generar cambios metabólicos que beneficien el organismo, los cuales pueden durar hasta una hora.

Cabe destacar, que si hacen ejercicio por períodos cortos pero frecuentes, se generará una condición óptima para gozar de buena salud. Mientras más en forma esté persona, más efecto positivo tendrá la práctica deportiva en ese organismo.

Paralelamente, es necesario tener presente que los beneficios del ejercicio para el metabolismo, además de ayudar al  cuerpo en sus cambios físicos, sirve como terapia para prevenir o tratar muchas enfermedades.

En este sentido, estudios confirman no sólo las bondades del ejercicio, sino que lo presenta como una acción en sí misma. Cuando se consigan detallar todos los cambios metabólicos que se suceden en el organismo, se podrá utilizar como terapia para prevenir o tratar ciertas enfermedades. Por este motivo, es fundamental mantener un buen estado físico, que no significa practicar deporte con intensidad. Basta con ejercicio moderado diario.

Para conseguirlo en edades adultas, hay que inculcar el hábito del deporte en la infancia y en la adolescencia.

Por último, entre los beneficios del deporte debería sumarse la estimulación del sistema inmunitario en jóvenes y durante la edad infantil. Un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California (EE.UU.) ha comprobado que el ejercicio aumenta, en el momento en el que el organismo aún desarrolla las defensas, el número de glóbulos blancos y de células NK (“Natural Killer”, células asesinas naturales).

Las células NK son un tipo de linfocito que pertenece al sistema inmunitario, circulan en la sangre y defienden al organismo del desarrollo de células cancerígenas y de infecciones causadas por microorganismos como virus, bacterias y parásitos. A pesar de que estudios anteriores ya habían constatado este beneficio en adultos, se cree que el deporte excesivo puede provocar el efecto contrario. El motivo es que se asocia la práctica de ejercicio de alto nivel (deportistas de élite) a niveles bajos de anticuerpos y mayor riesgo de contraer infecciones víricas. Sin embargo, la práctica de un ejercicio moderado fortalece el sistema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: