Proyecto de ley para que el Estado incorpore empleados públicos sin secundario completo

La platense Claudia Bernazza es Diputada Nacional por la provincia de Buenos Aires y forma parte del Interbloque del Frente de Todos. Cuenta con una extensa trayectoria académica y, a partir de su rol de docente, una historia especialmente vinculada a los niños y adolescentes. Propone ahora una agenda legislativa orientada a la niñez y a las juventudes que incluye una idea que despierta cierta polémica. 

El proyecto de ley de “Igualdad de oportunidades y condiciones para el Empleo Público” postula excepciones al impedimento para el ingreso a la administración pública nacional de aquellas personas que no cuenten con la escolaridad completa, contemplado en la Ley Nº 25.164

“El requisito de terminalidad educativa no puede resultar un obstáculo para el ingreso y permanencia en el trabajo. Si las personas aspirantes a los puestos de trabajo no completaron su educación se permitirá su ingreso con la condición de cursar el o los niveles educativos faltantes y finalizarlos”, explicó Bernazza; y agregó que “las personas con menores oportunidades necesitan de políticas de discriminación positiva”

Según el proyecto, si la persona que busca acceder a cargos transitorios o permanentes de la Administración Pública Nacional “no posee título de educación secundaria, la idoneidad será acreditada por otros instrumentos e indicadores”, mientras que el sector que lo contrate “deberá adoptar medidas efectivas para acompañar la finalización del nivel de educación secundaria del trabajador o trabajadora ingresante, en coordinación con el Ministerio de Educación”

Bernazza busca, de esta manera, darle un marco regulatorio a una situación que, en los hechos concretos, muchas veces ocurre a pesar de las legislaciones vigentes. Ella misma lo puede reconocer a partir de su experiencia en la función pública.

En 2005, la ahora Diputada era Subsecretaria de Gestión Pública de la Provincia de Buenos Aires y titular del Instituto Provincial de la Administración Pública, durante la gestión de Felipe Solá. Para ese año, unos 72 mil empleados provinciales no contaban con título secundario habilitante. Representaban al 41% del total. La propia Bernazza le reconoció la falta en aquel momento al Diario La Nación y decidió pagar un incentivo económico para los que terminaran el colegio, es decir, aquellos que cumplieran con lo que indicaba la ley.

Según datos de la Unesco, organismo de Naciones Unidas dedicado a la Educación, sólo el 60% de los argentinos completa sus estudios secundarios, aunque casi el 20% lo hace por fuera de los tiempos preestablecidos. En las escuelas estatales el dato es todavía más preocupante: la tasa de graduación es cercana al 30%.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: